La tempestad que te desnuda, de Christian Reynoso

La tempestad que te desnuda, de Christian Reynoso

La tempestad que te desnuda, de Christian Reynoso

Una mujer conoce a un hombre. El encuentro es intenso, se enamoran. Uno desea solo la compañía del otro y la vida propia parece, de repente, secundaria. Durante un tiempo es suficiente tenerse mutuamente. Ese periodo se prolonga, es envolvente, comienza a ser exclusivo. Y de pronto uno de ellos, con frecuencia ella, añora continuar con lo que había dejado pendiente, integrarlo a esa vida de pareja. Es ahí donde aparece la violencia. Así comienza la historia de Silvana y Mariano, los protagonistas de La tempestad que te desnuda, tercera novela del escritor Christian Reynoso, que explora en este libro los mecanismos psicológicos y sociales de la violencia de género.

La trama que sostiene La tempestad que te desnuda, novela del escritor Christian Reynoso, nos resulta de inmediato conocida, pues  sobre ella se entretejen gran número de relaciones afectivas y de pareja en todas las sociedades del mundo. A pesar de ello, esta historia resulta relativamente nueva en la literatura peruana escrita por autores. Y Reynoso se ocupa de este tema actual y urgente, de manera frontal, a partir de la historia de una relación sentimental que se convierte rápidamente, en las primeras veinte páginas, en una historia de abuso que imaginamos sin gran dificultad.

Lo que resulta más interesante, en este tour de force, es detenerse en el lugar de enunciación para analizar de qué modo Reynoso hace uso del privilegio epistémico que podría atribuírsele, escribiendo sobre la violencia machista y el derecho a elegir no dar la vida. Nos encontramos con un narrador omnisciente que, explorando minuciosamente la psique de todos los protagonistas de esta historia, nos obliga -pero sobre todo a sus pares- a ver cómo y a partir de qué dispositivos sociales, culturales, inconscientes, se activa la violencia de género en distintas instancias. Escuchamos a la víctima y accedemos a sus motivaciones, al contexto personal que la fragiliza. Seguimos al perpetrador y a los mecanismos que se van poniendo en marcha, para toparnos luego con el constructo psicológico en el que sostiene y justifica sus actos. Luego nos encontramos con el círculo íntimo de la protagonista y la valoración que ejerce respecto a los hechos, su propia proyección de dudas, creencias, prejuicios, miedos. Finalmente, observamos a la sociedad intervenir en la esfera más privada a través de esos mecanismos de control social que se traducen en leyes. Leyes que, lo sabemos, sancionan con mayor dureza al género femenino y al no binario. Al confrontarnos a la complejidad de las historias personales, Reynoso nos aleja del juicio fácil y sobre todo nos recuerda que la violencia de género es algo que se aprende.

Hay, además, una suerte de expresionismo estético en la aproximación al tema, un interés marcado por los estados mentales, por las sensaciones y emociones. A través de ellos, la lectura de este libro se convierte en una experiencia completa y envolvente. Esta es una particularidad de Reynoso, autor en cuyo trabajo de escritura la literatura dialoga con la danza y con la música. Música y danza ya estaban presentes en Febrero lujuria, su primera novela, ambientada en plena Fiesta de la Candelaria, manifestación cultural marcada por el expresionismo exteriorizado, en el que abunda la sátira, la fantasía y la agitación, el énfasis por lo físico. En La tempestad que te desnuda, es más bien interiorizado. La danza y la música aparecen de un modo opuesto, desconectadas simbólicamente. Ambas cuentan en otro plano el hiato que separa a los protagonistas desde el inicio. Allí donde la música metal ocupa el espacio de los personajes masculinos, les impide dialogar, los une en torno a motivaciones fútiles y termina por confortar al protagonista en su aislamiento, la danza es el lenguaje del acercamiento y la sororidad, de la realización, del reencuentro silencioso que busca la protagonista consigo misma.

«No se trata de darle la facultad de ver, ya la tiene. Pero su órgano no está dirigido en la buena dirección, no mira hacia donde debiera», escribe Platón en La República al explicar el mito de la caverna. Es, pues, satisfactorio encontrar en este libro que el «sujeto epistemológico», es decir, aquel que busca conocer, es también un «sujeto hermenéutico», es decir, uno que busca comprender las experiencias profundamente ligadas al cuerpo femenino, el mundo sensible, aunque para muchas lectoras resulte más exigente reconocerse en el mundo inteligible que su narrador construye.

Reynoso, Christian. La tempestad que te desnuda. Peisa, 2020.


Christian Reynoso (Puno, Perú, 1978), es escritor, editor y periodista. Ha publicado las novelas Febrero lujuria (2007), El rumor de las aguas mansas (2013) y La tempestad que te desnuda (2020), los libros de cuentos Los testimonios del manto sagrado (2001) y Los ojos de la culebra (2013), así como las biografías Látigo del Altiplano (2002) y El último Laykakota (2008). En el 2007 recibió el Premio Nacional de la Juventud en el área de Periodismo.

Acerca de Nataly Villena

0 Compartir

Textos que pueden interesarte

Añade un comentario

diecinueve − dieciocho =