Ambición y Abnegación, Regina, Roque Moreno e Indómita, de Teresa Gonzáles de Fanning

Ambición y Abnegación, Regina, Roque Moreno e Indómita, de Teresa Gonzáles de Fanning

Teresa González de Fanning o la historia literaria fallida de una pasión

En noviembre de 2020, Ediciones MYL publicaron cuatro novelas cortas de Teresa González de Fanning (1836–1918), escritora, ensayista y pedagoga peruana que forma parte de las mujeres ilustradas de la segunda mitad del siglo XIX, junto con Clorinda Matto de Turner y Mercedes Cabello de Carbonera. 

 Teresa González de Fanning ingresó en el campo  cultural firmando con seudónimos artículos y ensayos reivindicando la necesidad de darles a las mujeres  una educación que les permitiera independizarse de la tutela familiar y, en aquel período de la Guerra con Chile en que la viudez afectó a muchas, ejercer una actividad laboral para sustentarse. Tanto sus convicciones en término educativo como su propia viudez la llevaron a dedicarse a la enseñanza y creó en Lima la primera Escuela de Señoritas en Perú, el Liceo Fanning,  en la que, a partir de métodos de su autoría, daba clases de Matemáticas, Historia, Geografía, Economía doméstica y ejercicios físicos. Mens sana in corpore sano. 

Su valiosa labor pedagógica a favor de la enseñanza femenina reforzada por sus artículos sobre el tema le valió ser considerada como la Primera Educadora Peruana. 

Su obra literaria, firmada ya con su nombre, elogiada y premiada por la intelectualidad de la época (obtuvo el segundo premio de El Ateneo de Lima por su novela corta Regina en 1886), perdió reconocimiento con el tiempo, opacada por sus ensayos sobre la educación así como desplazada por las obras de Clorinda Matto de Turner y Mercedes Cabello de Carbonera. 

Muy alejadas de la temática amorosa romántica con sesgo de moral cristiana  de  Teresa  González de Fanning, las novelas Aves sin nido de Clorinda Matto y El Conspirador de Mercedes Cabello desataron controversias por su crítica social y política y llevaron a la primera  a la excomunión y al exilio y a la segunda a su aislamiento en un manicomio. Una rebeldía fatal que llevaba los gérmenes de una reivindicación de igualdad de género indisociable de un cambio político. 

 

Mujer culta, Teresa González de Fanning no podía no haber oído hablar de Flora Tristán, precursora del feminismo y cuya primera traducción al español de las Peregrinaciones de una paria llegó al Perú diez años después de la versión original en francés de 1838. Pero indudablemente, las inquietudes políticas no iban con González de Fanning. Lo suyo era la educación que aparecía hasta en sus textos de ficción.

En sus columnas periodísticas invitaba a las mujeres a leer y a escribir, si no ficción, por lo menos un diario íntimo para desfogarse de los sinsabores de su condición, citando a Alphonse de Lamartine que calificó la escritura como “ese medio de aliviarse del peso del alma”. Y no es casualidad si la protagonista de la novela Regina se entrega a la lectura de las Meditaciones poéticas del mismo autor romántico. Ella, como las demás protagonistas rebeldes, es una mujer que lee pero lucha por encontrar un equilibrio entre su deber y moral religiosa y su libre albedrío. 

Y en ese esquema narrativo repetitivo radica la característica de las tres primeras novelas: Ambición y abnegación, Regina e Indómita del libro de la editorial MYL. La cuarta novela, Roque Moreno,  añade a una temática levemente amorosa un valor histórico que se anunciaba ya en Indómita. Las cuatro narraciones tienen en común un mismo género que la editorial optó por llamar “Novelas de folletín”; un ambiente romántico; similitud en la construcción de los personajes, mayormente pares de amigas de carácter opuestos: una físicamente débil, respetuosa de las normas, otra fuerte y rebelde cuyas transgresiones son castigadas; la pertenencia a una clase social acomodada de hacendados;  la valoración del matrimonio; la referencia a un origen europeo y una intención moralizadora.

Y, por añadidura, uno que otro elemento inverosímil (Regina), cuando no fantástico (Roque Moreno), que le dan la estocada final no solo al personaje rebelde sino al mismo relato. 

Sin embargo, las novelas destacan por un interesante elemento enriquecedor: las notas a pie de páginas. Marcas indudables de su afán educativo, la autora se esmeró en dar referencias literarias, culturales e históricas -estas últimas profusas en Roque Moreno-, a raíz de lo cual las novelas se convierten casi en un género mixto donde el romanticismo de las dos primeras novelas parece ceder el paso al realismo en las dos últimas.   

Vale precisar que el libro de MYL se circunscribe dentro de un proyecto editorial sobre el siglo XIX, “Rumbo al Bicentenario”, cuando el Perú se prepara a festejar sus doscientos años de independencia y que los criterios de edición apuntan a “llenar un vacío en la difusión de la obra de una de la más activas representantes  de la generación de escritoras de la década de 1870“.

Las Ediciones MYL tiene además un  “alto valor añadido”: una edición crítica.     

En el caso que nos ocupa, este estudio preliminar a cargo de Mónica Cárdenas Moreno, doctora en Estudios Ibéricos e Ibero-americanos, analiza con rigor el contexto literario  y  político en que la escritura femenino logra imponerse y define la obra de Teresa González de Fanning como un “ejercicio de memoria y memoria histórica”. 

Teniendo en cuenta los criterios de elección que dieron la preferencia no a la obra ensayística sino a una obra narrativa de calidad muy regular, el libro es el perfecto ejemplo de cómo una colección editorial con una edición crítica de alto nivel es el elemento indispensable para apreciar, dentro de su marco histórico y cultural, la evolución literaria de las mujeres ilustradas, pero es a la vez la prueba de que, en el caso de Teresa González de Fanning quien entregó su vida a la defensa de la educación  de la mujer, la pasión no basta para convertir a una brillante y convincente ensayista en una buena novelista.

Gonzáles de Fanning, Teresa. Ambición y Abnegación (1876), Regina (1886), Roque Moreno (1889) e Indómita (1904). Edición crítica de Mónica Cárdenas. Ediciones MYL, 2021.


Teresa Gonzáles de Fanning (1836-1918) educadora, periodista y escritora peruana, fue una reconocida activista por la educación de las mujeres en el siglo XIX. Formó parte de la primera generación de mujeres ilustradas en el Perú. En 1881 fundó el Liceo Fanning para mujeres, donde aplicó sus propuestas educativas.    

Acerca de Christiane Félip

0 Compartir

Textos que pueden interesarte

Una opinión sobre “Ambición y Abnegación, Regina, Roque Moreno e Indómita, de Teresa Gonzáles de Fanning

  1. […] de Carbonera, Clorinda Matto de Turner, quien después fundaría un taller similar en Cusco, Teresa Gonzalez de Fanning, entre otras. De ese modo, las veladas de Gorriti se convierten en espacios “semi-públicos” y, […]

Añade un comentario

dos + 2 =