La Infiltrada, de Paola Andrade Cantero

La Infiltrada, de Paola Andrade Cantero

La Infiltrada, de Paola Andrade Cantero

Espiando las calles vaciadas de Santiago

Decir Santiago es sinónimo de varios conceptos más allá de Chile como imaginario patrio. Decir Santiago es recordar a Chicho Allende y sobre todo la doliente y dramática letra de los cantautores Pablo Milanés y Silvio Rodríguez en “Yo Pisaré las calles nuevamente”. Decir Santiago ahora en inglés connota un salto de la poesía chilena hacia una ubicación mayor en el espectro global. Las intenciones de las revoluciones han cambiado, se han ido quedando en el recuerdo, han cambiado el paradigma. Aunque la gran utopía orquestada por las izquierdas intelectuales latinoamericanas sigue en el aire, la realidad paga la factura de su ineludible fragmentación y aunque hay muchas experiencias felices en el discurso y en el arte, suelen ser poco fiables en nuestros actuales espacios tanto líricos como sociales, porque hay otras fuerzas que dominan el lenguaje y el mercado. En estos 15 poemas, El mundo sigue siendo de los más fuertes y los más fuertes ya no nombran las capitales suramericanas sino que han colapsado en su propia maquinaria cintrépeta, pero hay testigos quienes aún desde un “folklore” (voz popular) verbal genuino o una necesidad de autorretratarse como dirigiendo la vida propia, (aunque haya una máquina que ha empezado a destruir la familia y el amor) . En este conjunto de poemas, la poesía muy chilena, situada en el espacio-tiempo del país, de Paola Cantero va “infiltrándose “por su ciudad enemistada consigo misma, por sus fuerzas antagónicas. Paola vuelve al vino, al té con limón, al pisco y al luche, cuatro paradigmas que sólo se dan al unísono en Chile. Habría que hacer un escrutinio minucioso, este no es el caso, de la versión de la traducción para que los lectores angloparlantes entiendan este proceso de resistencia a través de las “marraquetas” en una lengua que Cantero defiende. La poeta se arriesga al abrir la ventana cerrada con candados dorados, para escribir en una máquina del tiempo como sus propios fantasmas se han hecho cargo  de la capital de su país, su casa, sus recuerdos, su idioma con sopapillas, para hacer de ella una espía pública de lo que el devenir ha construido en su imaginario, desde las lecturas de “La pequeña Lulú” que forman en su lenguaje coloquial y deconstructivo de los objetos observados alguien que sabe mirar, alguien mira para informar y atestiguar su tiempo y la caducidad de  una tradición para permitir un caos que no la deja en paz. La poeta usa recursos caseros, tanto la casa como artificio arquitectónico para dejar que la casualidad y la muerte sean las que decidan el final de una época, la voz poética empuja hasta el fondo de las cosas que revolotean en su recuerdo para ver qué pasa después, dentro y fuera en las calles que  aunque sean pisadas nuevamente, nunca más será con la fe y la verdad de una amante, porque el miedo, la distancia, los virus, la prostitución histórica de quien ha visto el derrumbe y no queda más que ese pesimismo de desahogo que confronte la esperanza perdida con una realidad brutal. Paola quiere llevarnos a su dolor, para que descubramos como perdió la inocencia, como perdió la ciudad, la hegemonía de “las marraquetas”, como trató de saciar su hambre con la desolación que se instala como un silencio irreversible en la ciudad de Su amor.

Un canto al destino de Santiago, un “fado” intelectual de nostalgias y pequeñas glorias a una mujer que desata los lazos maternales, matriarcales a través de recuerdos festivos, 5 de febrero, 22 de diciembre, las fechas importan, lo que pasa en las fechas ya no tanto , como es que lo simbólico se va perdiendo en el  nuevo vacío. A lo que la poeta nunca renuncia es al sombrero puesto y una auténtica desnudez de alguien que a pesar de la decepción toma su micro y sigue adelante.

“La Infiltrada”, poemario bilingüe de Paola Andrade Cantero. Ediciones Andesgraund Ganador del premio Manuel Rojas en 2013. Chile.


Paola Andrade es escritora, poeta y académica chilena. Es autora de cinco poemarios. Ha merecido el Premio Manuel Rojas por su libro La infiltrada.

Acerca de Julia Wong

0 Compartir

Textos que pueden interesarte

Añade un comentario

uno × 2 =