Sharp objects

Sharp objects

Sharp objects

Los que vimos (y quedamos atrapados) en la primera temporada de True Detective, podemos encontrar perturbaciones y escenarios similares al ver Sharp objects (serie basada en la novela de Gillian Flynn), un thriller psicológico lleno de guiños en el tiempo y memorias que emergen en la cotidianidad de los espacios. La interpretación de Amy Adams es magistral y continúa demostrando su habilidad polifacética (lo hizo ya en La llegada y Animales nocturnos) para desligarse de sus roles pasados y personificar una mujer rota, extraviada, ansiosa por entender y descifrar episodios traumáticos de su pasado en un pueblo estadounidense cuyos habitantes cómplices mantienen secretos que son revelados a raíz de una tragedia.

Todo empieza a develarse con el asesinato de una adolescente en Wind Gap, un pueblo de Missouri, al que Camille Preaker, una periodista alcohólica y con trastornos emocionales (Adams), acude desde Saint Louis para cubrir esta historia; sin embargo, va a investigar y desenterrar la suya propia.

[Spoilers]Fotograma Sharp Objetcs

El viaje de retorno a ese pueblo, donde nació y creció, se convierte en un martirio al recordar en cada espacio de Wind Gap un suceso perturbador ocurrido en el pasado que vivió con su hermana menor. Cada calle, cada casa o cada rincón se torna, de nuevo, en una vivencia. El bosque es un espacio tenebroso que es tomado por adolescentes en donde, generación tras generación, se cometen actos trasgresores y feroces que solo sus protagonistas conocen, pero no se atreven a contar a nadie. Prefieren callar. Durante la investigación, ocurre otro asesinato y eso impulsa al detective Richard Willis (Chris Messina) a sumergirse en las relaciones turbulentas de los habitantes de Wind Gap, principalmente, la de Camile Preaker y su madre. En esta serie, los recuerdos de los protagonistas irrumpen las escenas de la vida cotidiana y son clave para poder entender el origen de los traumas acontecidos en el pueblo. Es muy rescatable, también, el uso de las pistas que se pueden encontrar en cada episodio para comprender la psique de la protagonista y también para entender una problemática mayor que es la asimilación de la violencia y las huellas que quedan.

Uno de los grandes aciertos de esta serie es el manejo del tiempo presente y las memorias individuales. Keith H. Basso afirmaba que nombrar sitios ancestrales y revivir esas memorias en el presente, es una forma en que nuestros ancestros y nosotros (en el presente) cohabitamos; por ello, la importancia de las tradiciones en Wind Gap que se evidencia en una mítica escena en la que los habitantes celebran el “Calhoun Day”. El pueblo se congrega para revivir un suceso que aconteció en Wind Gap durante la guerra civil en la que una mujer embarazada llamada Millie Calhoun es sometida a una violación sexual grupal por soldados de la Unión por no revelar la ubicación secreta de su marido quien pertenecía al bando contrario. El mantener un secreto es, entonces, un acto de lealtad digno de admirar y de prevalecer en el tiempo. Su sacrificio no fue en vano. Los sucesos realizados en el “Calhoun Day”, en el bar, en la casa de la familia Preaker u cualquier otro espacio de Wind Gap nos dan una idea de por qué los personajes se encasillan en roles determinados y muy delimitados. Las perfomances, como explica Richard Schechner, son rituales que restauran una conducta original y eso es lo que los personajes de Sharp objects hacen todo el tiempo. Encontramos al prototipo de la perfecta ama de casa adinerada, la policía eficiente, las adolescentes sin rumbo ni guía y, claro, la madre abnegada y protectora. 

Sin embargo, detrás de una perfomance de madre perfecta se esconde un desamor hacia los hijos por no calzar en el rol destinado. Esto marca la búsqueda de la liberación de las relaciones tóxicas familiares y solo es posible a través de la revelación de la verdad. Los miedos y el asco que siente Camille se revelan en forma de cicatrices en todo su cuerpo. Las marcas en el cuerpo, los recuerdos y las palabras escondidas, a lo largo de los capítulos, son los síntomas reales y sinceros que demuestran que no hay heroínas o villanos en esta teleserie, sino individuos fragmentados y heridos que van dejando señales para ser rescatados y romper con ese tiempo circular al que sus vidas están condenadas a repetir como lo hicieron sus generaciones pasadas. La protagonista busca romper el tiempo circular y ancestral, ese ciclo que se nutre año tras año de historias oscuras, perversas que ocurren entre todos los habitantes de Wind Gap que viven, permanentemente, reviviendo el pasado.

Sin duda, Jean-Marc Vallée, como lo hizo en Dallas Buyers Club y en Big Little Lies, nos vuelve a entregar una nueva historia para reflexionar sobre nuestros vacíos y miedos y a realizar una introspección en nuestras propias heridas.

Sharp objects (Heridas abiertas), teleserie de HBO. Dirigida por Jean-Marc Vallée y creada por Marti Noxon. Basada en la novela Sharp objects de Gillian Flynn.

Acerca de Diana Félix

0 Compartir

Textos que pueden interesarte

Añade un comentario

tres × 1 =